Sugerencia a la Marea Verde

¿Por qué no abandonar las aseguradoras privadas a las que da derecho MUFACE? ¿Por qué no decir adiós a ASISA, ADESLAS, SANITAS y todas las demás compañías que se lucran con la sanidad?

Debido a accidentes históricos, en España los funcionarios civiles del Estado no están afiliados a la Seguridad Social, sino a una mutua de funcionarios que surgió con anterioridad, llamada MUFACE. Como parte del “salario en especie”, MUFACE permite elegir a sus mutualistas: ¿sanidad pública o privada? Pueden, si así lo desean, inscribirse en el INSALUD (la sanidad pública). O pueden contratar su seguro médico con una serie de compañías privadas: ASISA, ADESLAS, SANITAS… u otras que ahora no recuerdo. Sin ningún coste.

Esto no es cierto de todos los empleados públicos, sólo de los funcionarios civiles. Yo fui funcionario de carrera (profesor de educación secundaria) durante 9 años, inscrito al INSALUD por decisión personal. Y tuve que soportar la presión de las compañías privadas antedichas para que eligiera sanidad privada.

Si tanto empeño tenía la Administración en ahorrar, ¿por qué no ha propuesto eliminar la elección pública/privada para los funcionarios? Es cierto que, a partir de ahora, los nuevos funcionarios no tendrán esta opción. Pero, ¿por qué han considerado preferible bajar los sueldos, antes que terminar con este despilfarro? La respuesta es obvia: las empresas de sanidad privada son un lobby poderoso en España, gran parte de cuyo negocio se obtiene gracias a MUFACE.

¿Cómo es posible que los funcionarios, empleados públicos, no den ejemplo y tengan sanidad privada de oficio? Los empleados públicos tenemos que ser los primeros en dar ejemplo. Por eso hago esta propuesta a la Marea Verde, y a todos los funcionarios del país: apostar por la sanidad pública, precisamente en el momento en el que está recibiendo ataques más violentos.

Anuncios

Publicado el diciembre 15, 2011 en Uncategorized y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 22 comentarios.

  1. ¡¡Pues sí!! No sé cómo no se nos habrá ocurrido.
    Bueno, sí lo sé: los que vamos con SS no nos hemos dado cuenta de que hay otros que eligen las privadas, y los que eligen las privadas no tienen intención de dejarlas.

  2. 🙂 🙂 Tienes razón, Paco… Pero, quizás, si la idea se divulga…

  3. Enviado a la red verde.

  4. Upps. No esperé a tu respuesta.

  5. No seas ignorante, MUFACE es una mutualidad que pagamos entre todos los funcionarios, no la paga la administración. Tu que estas en la universidad probablememte no sepas lo que es ganar una oposicion, los que la hemos ganado tenemos nuestros derechos pagados por nosotros mismos. Vete ha hacerle el juego a otro partido politico. Jeta.

  6. Te equivocas, funcionario. Yo también soy funcionario de carrera, en excedencia. Saqué la oposición de profesor de educación secundaria en 1996.

    Me parece que no entiendes cómo funciona la Seguridad Social. Todos los trabajadores deberíamos ser parte del mismo sistema. Los funcionarios tienen el privilegio (sí, digo privilegio) de poder NO pagar al INSALUD, sino tan sólo su cuota a un seguro privado de salud. Eso se debe a circunstancias históricas que no son asumibles hoy en día.

    Si te empeñas en defender los privilegios, me parece que eres un pobre defensor de lo público.

  7. Lo que te decía. La gente que ya está me ha respondido que le parece una idea muy buena. Y la que no se pone a dar vueltas sobre lo mismo, demostrando que no ha entendido en absoluto lo que es MUFACE ni porque es así ni nada de nada.
    Una lastima.

  8. Sip. Creo que “funcionario” se ha dado un buen corte. Es curioso: la dirección de email que ha puesto es falsa… 😉

  9. Hola javirl y demás personal
    A mi no me parece mal la idea, pero soy contrario a las propuestas de ‘granito de arena’ como esta o como la de los diputados de IU de renunciar al plan de pensiones privado. Por dos razones:
    1. Todas las iniciativas del ‘granito de arena’ o de ‘demos ejemplo’, si tuvieran un 100% de éxito, conseguirían solucionar prácticamente nada.
    2. Difunden la idea de que todos somos corresponsables en estos asuntos. Al final parece que si la sanidad es un negocio es porque los funcionarios no renuncian a MUFACE (que también tiene sus inconvenientes, especialmente al jubilarse). O que si hay planes de pensiones “soberanos” es porque los Diputados, y todos los funcionarios, y otros muchos trabajadores no renuncian al que sus “patrones” tienen suscrito.

    saludos

  10. La verdad es que el argumento que expones es importante, escaiguolquer. Aun así, pesándolo todo, sobre todo la componente de “simpatía pública”, sigo apoyando la medida. Además, la cantidad de funcionarios es tal que un movimiento en esa dirección sì tendría relevancia económica.

  11. Creo que es una de las pocas veces que puedo decir que estoy de acuerdo contigo en una entrada. Sin peros.

    Aún así voy a dejar una pregunta expuesta: ¿Por qué no extender ese privilegio a todos los trabajadores en vez de quitárselo a los que ya lo tienen? Escribo esta idea aún a sabiendas de que, tal y como está el privilegio, no puede extenderse a todos porque no sería sostenible, pero tal vez podría cambiarse un poco el privilegio para poder hacerlo extensible.

  12. Me alegra coincidir contigo 🙂

    En cuanto a la posible “extensión” del privilegio, no la veo ni necesaria ni deseable.

  13. Buenas de nuevo:

    Para empezar confundes las churras con las merinas muchacho. No tiene nada de malo defender la enseñanza pública y a la vez los privilegios (no se donde encuentras tu la divergencia).

    En segundo lugar mi correo no es falso. Eres un manipulador con tus comentarios.

    Y por último no me he llevado ningún corte. Quizas deberías pensar que tus ideas no son tan grandiosas y de paso te bajas un poquito del pedestal (que ya tenemos muchos dioses para hacerle hueco a uno más).

  14. Te escribí a tu correo privado, “funcionario”. El gestor me devolvió el mensaje.

    En efecto, opino que defender los servicios públicos y servirse del privilegio de tener sanidad privada gratis es una incongruencia.

    Por cierto, los comentaristas que insultan no son bienvenidos (¿”jeta”?). Eres un mal ejemplo de lo que debería ser un servidor público.

  15. Te explico por qué en más detalle. Las aseguradoras privadas (ASISA, ADESLAS, SANITAS, etc.) ofrecen un mejor servicio aparente, no real. Así, por ejemplo, sus hospitales no tienen tecnología para realizar muchas operaciones difíciles. Eligen, con los medios que tienen, dar una atención primaria más cómoda (no necesariamente mejor). Cuando se presenta un caso médico grave, que requiere una de esas operaciones que ellos no pueden realizar… pues cuentan siempre con la sanidad pública para cubrir. Como todos los trabajadores estamos obligados a cotizar, nadie se queda sin operar. En el caso de los funcionarios, MUFACE paga al INSALUD la operación si la considera necesaria (a veces cuesta que lo considere).

    Cuando era profesor de secundaria (funcionario) tuve que soportar muchas veces la presión de las compañías aseguradoras, que me ofrecían “regalitos” (hasta un microondas) por pasarme con ellas… Te puedes figurar dónde les mandé… 🙂

  16. Te explico. Cuando te llamé “jeta” lo hice porque pensaba que eras un manipulador al pedir -desde la universidad- para los profesores de secundaria que renunciaran a sus privilegios.

    Parece ser que no van por ahí los tiros, sin embargo he de decirte que tu también disfrutas de los privilegios que te interesan, porque si no fueses funcionario no podrías estar en excedencia para dar clase en la universidad. Piensa en los obreros por cuenta ajena, ellos tienen que dejar su trabajo para dedicarse a otro.

    ¿Por que no pedimos que los que como tu disfrutan del privilegio de tener un trabajo en la recámara lo dejen sin mas?

  17. Me alegro de que la conversación se haya encauzado… 🙂

    Respecto a tu pregunta, te diré que también en la empresa privada existe el concepto de excedencia. Cuando un trabajador es valioso se le puede permitir que, durante unos años, se dedique a otra actividad. Con más razón si hablamos de la misma empresa. De hecho, en estos momentos disfruto de una “meta-excedencia”, porque estoy investigando temporalmente en el Instituto de Ciencias Fotónicas de Barcelona, mientras que mi plaza docente (universitaria) está en la Universidad Carlos III de Madrid.

    En cualquier caso, si hubiera motivos sociales para renunciar a mi derecho a regresar al funcionariado, así lo haría sin dudarlo. No creo que los haya.

    En circunstancias normales, tampoco habría hecho este llamamiento a los funcionarios a abandonar la sanidad privada. Soy plenamente consciente de que una parte del salario de todos los empleados se realiza “en especie”, es decir: descuentos en ciertos productos, especial acceso a determinados servicios, etc. Sean empresas privadas o públicas. Es la situación actual, de acoso y derribo sobre los servicios públicos, lo que me ha instado a haceros esta sugerencia.

  18. Voy a intentar explicarte porque me genera malestar este tipo de “convocatorias”, (por llamarlo de alguna manera) a un colectivo.

    Hace poco tiempo se habló de cambiar las nominas de bankia a otras entidades, ya que esto supuestamente sería una medida de presion para Esperanza Aguirre. Un monton de personas -que al menos yo conozco- van como ovejas a los pocos días y quitan su domicialiacion. Esto ¿qué puede provocar? pues simplemente que si lo hubiesemos hecho todos a lo mejor desestabilizamos una entidad financiera que habría sido la ruina de muchos trabajadores que tendrían sus pequeños ahorrillos en ese banco.

    Hay que pensar que hay muchas personas que trabajan por 900 o 1000 € al mes y si han logrado ahorrar 30 000 e con mucho esfuerzo para darse un caprichito cada x años nosostros con nuestras propuestas descerebradas -con perdón- podemos cargarnos esas pequeñas economías tambien.

    Ahora la propuesta es cargarse MUFACE ¿y que pasa con esa gente que no son funcionarios pero que son medicos y enfermeras y auxiliares y celadores y telefonistas y personal de limpieza y.. y…? ¿Nos cargamos su puesto de trabajo sin más? ¿ganamos algo con esto?

    Si funcionamos como ovejas de rebaño acudiendo en masa a todos estas “convocatorias” vamos a parecer un colectivo manipulable y sin personalidad. Si no producen el beneficio que estamos buscando vamos por mal camino.

    Por último creo que esta lucha no es de los profesores sino de la sociedad y parece ser que la sociedad ya ha dicho lo que piensa, por desgracia.

  19. Estoy de acuerdo contigo en que hay que buscar las posibles consecuencias de los actos antes de hacer una propuesta. En el caso de Bankia, yo mismo me di de baja en el momento de su privatización, como he contado en otro post. Si un número suficiente de personas se dieran de baja, entonces quizá los políticos y los actuales gestores se plantearían cambiar su modo de actuar. No sólo tenemos responsabilidad como trabajadores, sino también como consumidores.

    En el caso de MUFACE, la propuesta tendría, ante todo, el efecto de reforzar nuestra fuerza moral (digo “nuestra” porque me considero incluido en el colectivo, aunque esté de excedencia). Si el ejemplo cundiera de manera espectacular, los empleados de MUFACE no van a ir al paro: serán necesarios para reforzar la gestión en la sanidad pública. En cuanto al personal de las aseguradoras privadas… pues nadie les asegura el trabajo, es verdad. Pero, siguiendo la misma lógica, ¿por qué luchar contra los abusos de la concertada? ¿qué ocurre con esos profesores? A corto plazo les irá peor, es cierto. Pero a largo plazo, seguramente les irá mucho mejor, cuando se incremente el número de plazas en la pública.

    Por supuesto, se requiere sensibilidad al hacer ese cambio. Si desaparecieran los conciertos educativos, no creo que nadie propusiera que todos esos profesores, muchos de ellos muy buenos profesionales, vayan al paro. No tienen oposición, y no se les va a regalar. Pero creo que todos apoyaríamos un régimen transitorio de “especial delicadeza”.

  20. Muy bien, profe de universidad.
    A mí me parece que tocas un clavo candente y esencial… y más en Madrid, pero es el modelo en expansión: y desde luego supone una extensión del privilegio de unos pocos, pero me refiero a los grandes empresarios de la sanidad…

  21. Hola de nuevo, zenondepelea! Parece que últimamente tengo la capacidad de meter los dedos en los sitios más delicados… Ains… 🙂

    Hace tiempo que no comento en tu blog, mea culpa, aunque te leo con asiduidad.. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: