Archivos Mensuales: diciembre 2011

Test de Turing político

Un captcha es una prueba diseñada para distinguir a los humanos de los programas que interactúan en internet. Se trata de alguna pregunta que un humano encuentra fácil responder, mientras que resulta muy difícil programar un ordenador para que encuentre la respuesta. El nombre significa test de Turing completamente automatizado para distinguir humanos y ordenadores. ¿Y qué es un test de Turing? Pues es una idea que tuvo el padre de la informática, Alan Turing, en 1950, para profundizar en el problema de la inteligencia artificial. Imaginaos chateando con alguien que no conocéis. ¿Cómo sabéis que se trata de un humano, y no de un programa? Alan Turing dijo que si alguna vez un programa de ordenador engañara a un humano mediante una conversación abierta por chat, este programa debía ser considerado inteligente. La idea reaparece, algo mutada, en la maravillosa película Blade Runner. Con el fin de detectar a los replicantes, Rick Deckard pasa un test de empatía a sus candidatos, intentando evaluar si son capaces de sentir emociones…

¿Y a qué viene esta introducción tan larga? Mis recientes encuentros con personajes dudosos me han inducido a pensar que, en algunos casos, sería buena idea aplicar un captcha que distinga a los humanos de otros entes que carecen de la mínima empatía e inteligencia necesarias como para poder discutir de política. Si alguna inteligencia robótica o alienígena es capaz de superar el captcha, será bienvenida al foro. Pero la mera posesión de número de la seguridad social ha demostrado ser insuficiente.

Aquí os presento una batería de preguntas básicas.

1.- Al final de una manifestación, una chica de 18 años insulta a un anti-disturbios de servicio. El anti-disturbios y sus tres colegas propinan una paliza a la muchacha. A la vista de estos hechos: (A) El anti-disturbios está cumpliendo con su deber, la chica se ha ganado la paliza; (B) El anti-disturbios debería perder, como mínimo, su empleo.

2.- Un señor es propietario legal de la única fuente de agua potable de un pueblo, y por acceder a ella cobra lo que le da la gana. (A) La propiedad privada es inviolable, este señor tiene todo el derecho a hacer lo que quiera con su fuente; (B) La propiedad privada está sujeta al beneficio público. Los vecinos están en su derecho de no respetar su propiedad privada.

3.- Un científico descubre la cura del cáncer, funda una empresa que tiene el derecho exclusivo a producir el medicamento y cobra lo que le da la gana. (A) En su derecho está, pues él es quien inventó el medicamento; (B) El bienestar social está por encima del derecho del científico a lucrarse. Es obvio que tiene derecho a una recompensa, pero no puede exigir el monopolio de la producción.

4.- El señor X ha levantado una maravillosa empresa productora de bombillas que da empleo a 5000 personas. Su hijo es un inepto que no sabe ni cómo se encienden. Aun así, la sangre es más espesa que el agua, y el señor X le ha dejado la fábrica en herencia. Los 5000 empleados temen que se gaste los fondos de la empresa en farras y hunda su medio de vida. (A) Aunque podamos debatir si hace bien o mal, el señor X tiene derecho a legar sus bienes como le plazca, y el Estado debería interferir lo menos posible; (B) El derecho a la herencia no debería prevalecer sobre el bienestar social. Si lo aceptamos, lo haremos de mala gana, y se debe gravar fuertemente la herencia de medios de producción.

5.- El gobierno debe tomar una decisión que afecta al modo de vida de todos los ciudadanos, que no estaba presente en ningún programa electoral. (A) Lo más democrático es dejar que nuestros representantes electos tomen la decisión; (B) Lo más democrático es que todos los ciudadanos tomen juntos la decisión, votando en referéndum tras un debate público.

6.- Una gobernanta recorta en 80 millones de euros el gasto en educación pública y permite desgravarse los gastos en educación privada, dejando de ingresar 90 millones de euros. (A) Es una medida en favor de la libertad de elección de centro; (B) Quien quiera educación privada es libre de elegirla y pagarla. Es una medida cuyo objetivo es hundir la educación pública.

7.- Un atentado terrorista mata a miles de personas, dando la oportunidad al gobierno para tomar medidas extraordinarias de seguridad y declarar la guerra a terceros países. Hay quien investiga la posibilidad de un auto-golpe. (A) Eso es ridículo y me niego a discutirlo. Un gobierno democrático jamás haría una cosa así; (B) Ganar unas elecciones no garantiza tu moralidad. Mantengo una sana actitud de sospecha frente a quienes detentan el poder.

8.- El candidato R llega al poder prometiendo mantener las pensiones. Dos años después las baja, pero se excusa con mucho donaire. (A) La política es un arte difícil, no siempre se puede hacer lo que se desea; (B) El candidato R ha incumplido su contrato con el electorado. Si no puede cumplir sus promesas, debería dimitir. Uno de los grandes problemas de la política es que incumplir promesas no tiene ninguna consecuencia.

9.- Una multinacional abre un supermercado en un pueblecito. Mediante dumping (vender durante un tiempo por debajo de coste) elimina a la competencia y queda como el único proveedor del pueblecito, subiendo los precios de nuevo. (A) Dentro de los mecanismos de libre mercado esos problemas no se dan, o se resuelven solos; (B) El dumping debería ser ilegal. Además, es necesaria una educación de los consumidores que permita detectar esos abusos.

10.- Un señor enormemente rico alquila un 10% de las acciones de la empresa X y las vende por debajo de coste. Esto provoca un pánico bursátil: todo el mundo se quiere deshacer de sus acciones, cuyo precio termina siendo mucho más bajo. Recompra las acciones al nuevo precio y las devuelve, con un enorme beneficio. (A) Este señor ha ayudado a ajustar el precio de las acciones, que estaban sobrevaloradas, y el beneficio es su justa recompensa; (B) Este señor es un especulador de tomo y lomo, ha obtenido un enorme beneficio sin haber producido nada útil para la sociedad. Sus beneficios deberían pagar unos impuestos altísimos.

Así que mi test de Turing político consistiría en dar a leer estos ítems y preguntar, en cada uno: ¿estás más de acuerdo con la opinión A o con la opinión B? Con la idea de que varias respuestas (A) darían a entender que esta persona no tiene el mínimo de empatía/ética/inteligencia política necesaria como para que la discusión con ella pueda ser productiva. La intención es que las preguntas no sean ni de derechas ni de izquierdas, sino de sentido común. Como dijo Obama, “it’s not class warfare, it’s mathematics” (no es lucha de clases, son matemáticas).

En realidad, las preguntas propuestas son sólo una sugerencia. Os pido que me deis ideas, que critiquéis las preguntas, y que me sugiráis algunas nuevas.

Anuncios

El argumento definitivo contra los neoliberales: la herencia

Considerad un neoliberal cualquiera, X, que nos expone sus ideas. A primera vista pueden parecer razonablemente coherentes. Pero hay una prueba definitiva a la que ninguno resiste, que es la prueba de la herencia.

Un neoliberal defiende que el éxito económico es (o debe ser) fruto del mérito: el esfuerzo y el talento. Los self-made men, hombres (y mujeres) hechos a sí mismos. Los emprendedores e innovadores, que sacan adelante una idea llevada a cabo en un garaje. El estado no hace más que interferir con ellos, al confiscarles parte de su beneficio en forma de impuestos, e impedirles invertir como ellos consideren. Es una idea fácil de comprar.

¿Qué ocurre con el derecho a la herencia de los medios de producción? No me refiero a heredar el piso de tus padres, o la vajilla china de la abuela. Me refiero a heredar un 51% de las acciones del Grupo Santander. Me refiero a heredar grandes fortunas, fábricas, empresas, tierras. ¿Debe, o no debe prevalecer el derecho a la herencia?

Veamos pros y contras. Cada individuo tiene el derecho in-a-lie-na-ble a hacer su santa voluntad con su propiedad privada, así que también debería tener el derecho a legarla. Pero, al hacer esto, estamos creando un campo de juego que favorece a unos jugadores, los hijos de los ricos. ¿No es contrario al principio del mérito? ¿No estamos dando privilegios en base al hecho de haber nacido de la vagina apropiada? ¿Es eso justo? ¿Qué opina un neoliberal de ello?

Pues los hay de varios tipos. Un neoliberal con alto nivel de RwA, con su mente compartimentalizada y su tolerancia a la contradicción, no verá ningún problema y tirará hacia delante. Los neoliberales inteligentes (los hay, creedme) encuentran un fallo, una sutil brecha en su pensamiento… Y, hasta ahora, ninguno ha sabido salvarlo. Hasta donde yo sé.

Pero esa brecha es fatal. Una vez que se asume que el derecho a la herencia de los medios de producción es injusto, la caja de Pandora se ha abierto. ¿Quién se apropiará de esos bienes? Desde luego, la muerte debería terminar con el derecho a la propiedad privada (salvo en el caso de los faraones egipcios, claro está). Es la comunidad de los vivos la que debe hacerse cargo de esos bienes del finado, ya que su destino afecta a todos. Y lo más justo es que los vivos gestionen estos bienes de forma democrática.

El argumento anti-neoliberalismo es más general, pero en esta forma cobra su máxima fuerza: para tener igualdad de oportunidades, es necesario un control democrático de los débiles sobre los fuertes.

Con agradecimientos a Bastiat

De Papá Noel al Mercado Libre

El poeta Michael Helsem inventó una lengua, glaugnea, que contiene términos para algunas ideas importantes que ahora tenemos que expresar con circuloquios. Un buen ejemplo es skapsy, que es un fraude conocido pero querido por todos. Por ejemplo, Papá Noel, el péndulo sin rozamiento, las elecciones o el mercado libre.

¿Por todos? ¡No! Una aldea gala neoliberal aún resiste, y se niega a reconocer que el mercado libre, de existir, sería un desastre, el fin de la civilización. Este post va a dedicado a ellos, por Tutatis… 😉

Veamos. Imaginemos que los neoliberales y austríacos realmente llegan a gobernar el mundo y consiguen implantar el ideario de Adam Smith. Sus banderas son las siguientes:

1.- Estado mínimo: sólo dedicado a tareas policiales, defensa de la propiedad privada y garante del cumplimiento de los contratos.

2.- Propiedad privada de los medios de producción. Derecho a la herencia.

3.- Atomización económica de la sociedad. Los salarios se negocian individualmente, no de forma colectiva.

¿Quién proporciona los servicios de sanidad y educación? La iniciativa privada, que es más eficiente. ¿Y los jubilados, y los parados? Pues habrá fondos de pensiones y seguros de desempleo. En el peor de los casos, quedará la caridad. Pero la sociedad se hará tan rica, gracias a las bendiciones del mercado libre, que no será necesaria más que en unos pocos casos desgraciados. La riqueza fluirá, desde las manos de los emprendedores hasta las de todos. La sociedad premiará el esfuerzo y el talento, y pronto la tierra manará leche y miel.

¿O no? Veamos qué ocurriría, en realidad, en un mercado libre. Primero examinemos el tema de los salarios. Al eliminarse la injusta negociación colectiva, los empresarios podrán premiar a los buenos trabajadores y se creará el tan deseado incentivo al esfuerzo. Pero los empresarios pronto descubren que, para obtener esfuerzo de parte de los empleados, lo más barato es el miedo al desempleo. Unos cuantos millones de parados después, los trabajadores son mucho más dóciles, sin necesidad de incentivo económico alguno.

Bueno, descontemos por ahora esos pobres desgraciados en paro. Veamos qué ocurre con los trabajadores que sí tienen un salario. ¿A cuánto ascenderá? Según la teoría neoliberal, serán salarios fabulosos…

El salario es el precio del trabajo. Como todo precio, en un mercado libre encontrará un equilibrio en el punto en el que se corten la curva de oferta y la de demanda. En otras palabras: cuando se alcance el equilibrio los empresarios no podrán disminuir el sueldo porque, si lo hicieran, algunos trabajadores se irían a su casa y ellos disminuirían su volumen de negocio.

Supongamos que mañana nos bajan a todos el sueldo un 5%. ¿Te quedarías en casa? Me figuro que no: un sueldo algo menor es, desde luego, mejor que estar en paro. ¿Y si nos lo bajan un 10%? ¿Te quedarías en casa? Tampoco. ¿Cuánto tienen que bajarnos el sueldo para que prefieras quedarte en casa? Esa pregunta es clave en un mercado libre, porque es la que determina el nivel salarial que se alcanzará. La pregunta tiene una respuesta obvia: cuando se alcance el nivel de subsistencia. Es decir: cuando ya no pueda vivir de mi trabajo.

Bueno, lo cierto es que no veo el aumento salarial por ninguna parte. Pero esperemos… quizá ahora, gracias a la rebaja salarial, los beneficios empresariales serán tan altos que la riqueza fluirá por otro sitio… ¿Es eso cierto? Desgraciadamente, no. Con los empleados cobrando salarios de subsistencia, la demanda de bienes y servicios caerá en picado. Los empresarios se verán obligados a cerrar fábricas y tiendas… La economía se destruye. La gran tragedia de los empresarios es que les encantaría pagar sueldos de miseria… mientras todos los demás los pagan fabulosos.

Hay dos salidas a esta situación, pero ninguna de las dos es halagüeña. La primera es que el consumo de bienes de lujo se incremente de tal manera que sostenga la economía, a pesar de los salarios de subsistencia. Es decir: una economía del despilfarro obsceno de unos pocos. La otra es una economía de exportación, en la que los trabajadores cobran salarios en el borde del hambre para producir bienes que serán consumidos en otros países. ¿Os suena? Es lo que ocurre en las repúblicas bananeras.

¿Cuál es la clave? ¿Por qué el mercado libre no tiene sentido? En una tira de Calvin & Hobbes, Calvin diserta a las hormigas sobre el valor del individualismo… y termina diciendo, para sí, “si se lo creen, se acabó nuestro problema con las hormigas”. Los neoliberales afirman que, de la confrontación económica individual, se obtendrá la prosperidad generalizada. No. La confrontación económica individual enfrenta a individuos de fuerzas muy dispares. Lleva a que unos esclavicen a otros y al fin de la civilización. Un “mercado libre ilustrado” propugnaría la libre creación de asociaciones de todo tipo: sindicatos, asociaciones de consumidores… y, al final, dado que la cooperación es mucho más inteligente que la competencia, terminará en el desarrollo de una economía pública democrática.

Rajoy, Zapatero, Merkel, Sarkozy, Aguirre… todos ellos vienen a ser como niños de 6 años que creen en los reyes. ¿O no? ¿Son cretinos o criminales? La verdad es que la pregunta no tiene ninguna transcendencia práctica, pero me queda la curiosidad…

P.S.: Marcos me ha hecho llegar esta imagen, que bien sirve como ilustración de los argumentos… ¡Gracias, compañero! 🙂

Sugerencia a la Marea Verde

¿Por qué no abandonar las aseguradoras privadas a las que da derecho MUFACE? ¿Por qué no decir adiós a ASISA, ADESLAS, SANITAS y todas las demás compañías que se lucran con la sanidad?

Debido a accidentes históricos, en España los funcionarios civiles del Estado no están afiliados a la Seguridad Social, sino a una mutua de funcionarios que surgió con anterioridad, llamada MUFACE. Como parte del “salario en especie”, MUFACE permite elegir a sus mutualistas: ¿sanidad pública o privada? Pueden, si así lo desean, inscribirse en el INSALUD (la sanidad pública). O pueden contratar su seguro médico con una serie de compañías privadas: ASISA, ADESLAS, SANITAS… u otras que ahora no recuerdo. Sin ningún coste.

Esto no es cierto de todos los empleados públicos, sólo de los funcionarios civiles. Yo fui funcionario de carrera (profesor de educación secundaria) durante 9 años, inscrito al INSALUD por decisión personal. Y tuve que soportar la presión de las compañías privadas antedichas para que eligiera sanidad privada.

Si tanto empeño tenía la Administración en ahorrar, ¿por qué no ha propuesto eliminar la elección pública/privada para los funcionarios? Es cierto que, a partir de ahora, los nuevos funcionarios no tendrán esta opción. Pero, ¿por qué han considerado preferible bajar los sueldos, antes que terminar con este despilfarro? La respuesta es obvia: las empresas de sanidad privada son un lobby poderoso en España, gran parte de cuyo negocio se obtiene gracias a MUFACE.

¿Cómo es posible que los funcionarios, empleados públicos, no den ejemplo y tengan sanidad privada de oficio? Los empleados públicos tenemos que ser los primeros en dar ejemplo. Por eso hago esta propuesta a la Marea Verde, y a todos los funcionarios del país: apostar por la sanidad pública, precisamente en el momento en el que está recibiendo ataques más violentos.

La personalidad autoritaria

Esta entrada va a levantar ampollas…

En estas páginas he afirmado cien veces que el PP y el PSOE vienen a ser dos marionetas diferentes del mismo titiritero. Y lo afirmaremos otras cien. Pero sus votantes… ¿son iguales? Para empezar, hay una diferencia obvia: la fidelidad de voto de los conservadores. La masa de sufragios del PP oscila sólo en un 5%. La masa de sufragios del PSOE tan pronto se lanza a los cielos como se desploma. Los votantes del PSOE condicionan su voto al funcionamiento de su partido. Si su partido les defrauda, se quedan en casa, o buscan alguna alternativa minoritaria. Los votantes del PP…  se comportan como hinchas de fútbol: quieren que su equipo gane, juegue bien o mal. Así que nos planteamos la pregunta: ¿se trata de rasgos de personalidad diferentes? ¿Existe un tipo de personalidad conservador?

Todos conocemos a gente que cala a los demás inmediatamente. Ello se debe a que intuye los rasgos de personalidad que mejor permiten entender y predecir el comportamiento de los demás. Los psicólogos sociales hacen lo mismo, pero en lugar de utilizar su intuición, utilizan la estadística. La psicología social es una ciencia fascinante. A pesar de lo complejo de nuestro comportamiento, somos mucho más analizables de lo que parece a primera vista. Los publicistas lo saben, los banqueros lo saben, los políticos lo saben… y todos ellos quieren que nosotros NO lo sepamos. Lo consiguen creando un ambiente intelectual que desalienta o trivializa el análisis social. Pero aun así, algunas perlas de conocimiento llegan al público en general. Y, en mi opinión, cuando la sociedad se mira a sí misma y se entiende, avanza un poco más.

Antes de seguir quiero hacer un statement: no voy a dar mis opiniones, sino que voy a hablar de ciencia. Las afirmaciones de los párrafos siguientes, salvo que advierta de lo contrario, están sacadas de publicaciones reconocidas, están bien contrastadas y son ampliamente aceptadas por la comunidad científica.

Uno de los rasgos de personalidad más consistentes del repertorio del psicólogo social resulta ser el autoritarismo de derechas, o RWA (right-wing authoritarianism), diseñado por Bob Altemeyer y fantásticamente explicado en su libro The Authoritarians (libremente disponible en su web). ¿En qué consiste? Mide el grado en el que una persona se somete a la autoridad establecida. Consta de tres factores que, según afirma Altemeyer, funcionan en paralelo: (1) Sumisión a la autoridad tradicionalmente validada: todo lo que dice o hace la autoridad establecida es bueno para nosotros; (2) Agresividad autoritaria: hostilidad contra los desviados, y justificación de los actos de agresión contra ellos por parte de la autoridad; (3) Convencionalismo: alto grado de adhesión a las normas imperantes, y exigencia de adhesión general. El nivel de RWA se mide mediante un test de 22 preguntas que os pongo a continuación. Cada pregunta debe responderse con un valor de -4 (profundamente en desacuerdo) a 4 (profundamente de acuerdo).  La traducción es mía, para el original, ver pág. 11 del libro. OJO: se trata de una traducción, no de una adaptación al medio hispano.

1.- Las autoridades suelen tener la razón, mientras que los radicales y los inconformistas suelen ser unos bocazas que muestran su ignorancia.

2.- Las mujeres deberían tener que prometer obediencia a sus maridos al casarse.

3.- Nuestro país necesita desesperadamente un líder fuerte que haga lo que se debe hacer para destruir las nuevas modas extremistas y la desreligiosidad que nos está arruinando.

4.- Los gays y las lesbianas son tan sanos y tan morales como cualquier otra persona.

5.- Siempre es preferible confiar en las apreciaciones de las autoridades gubernativas y religiosas legítimas, antes que en los agitadores sociales que sólo quieren crear dudas a la gente.

6.- Los ateos y las personas que se han rebelado contra las religiones establecidas son, sin duda, tan buenas personas y tan virtuosos como los que van a misa con regularidad.

7.- La única manera en la que el país puede salir de la crisis es volviendo a los valores tradicionales, otorgando el poder a líderes fuertes y silenciando a los agitadores que difunden ideas incorrectas.

8.- No hay absolutamente nada malo en los campamentos nudistas.

9.- Nuestro país necesita pensadores libres que tengan el coraje de desafiar las maneras tradicionales de pensar, aunque esto siente mal a mucha gente.

10.- Nuestro país será destruído si no aplastamos las perversiones que están consumiendo nuestra fibra moral y nuestras creencias tradicionales.

11.- Cada cual debería poder llevar su propio estilo de vida, sus creencias religiosas y sus preferencias sexuales, incluso si eso le hace ser diferente a todos los demás.

12.- Los modos de pensar y los valores “chapados a la antigua” constituyen aún la mejor manera de vivir.

13.- Son admirables las personas que desafiaron a las leyes y los puntos de vista mayoritarios protestando en favor de los derechos de la mujer al aborto, los derechos de los animales y para abolir el rezo en las escuelas.

14.- Lo que nuestro país necesita de verdad es un líder fuerte y determinado que aplaste el mal y nos lleve de nuevo al camino correcto.

15.- Algunas de las mejores personas de nuestro país son las que cuestionan al gobierno, critican la religión e ignoran las “maneras supuestamente normales de hacer las cosas”.

16.- Las leyes de Dios sobre el aborto, la pornografía y el matrimonio deben ser seguidas estrictamente antes de que sea demasiado tarde, y aquellos que las rompen deben ser castigados.

17.- Hay mucha gente radical e inmoral en nuestro país hoy en día que intenta arruinarlo para sus propios fines impíos, y deberían ser frenados por las autoridades.

18.- El “lugar de una mujer” debería ser el que ella elija. Los días en los que las mujeres eran sumisas a sus maridos y a las convenciones sociales pertenecen al pasado.

19.- Nuestro país será grande si hacemos honor al pensamiento de los que lo forjaron, hacemos lo que las autoridades nos piden y nos libramos de las “manzanas podridas” que están arruinando todo.

20.- No hay una “única” forma de vivir la vida; cada uno debe crear “su” propia forma.

21.- Hay que agradecer a los homosexuales y a las feministas el haber tenido el valor para desafiar los “valores familiares tradicionales”.

22.- Este país funcionaría mucho mejor si ciertos grupos de escandalosos simplemente se callaran y aceptaran el papel tradicional de su grupo en la sociedad.

¿Hecho? Muy bien. Las preguntas 1 y 2 no cuentan, son de prueba. Las preguntas 3, 5, 7, 10, 12, 14, 16, 17, 19 y 22 se valoran sumando 5 a lo que escribiste. A las preguntas restantes, cámbiales el signo y súmale 5 también. Suma todos los resultados. El máximo posible es 180, que correspondería a un cruce entre un Flanders desquiciado y Federico Jiménez Losantos. El promedio entre estudiantes de primero de psicología en la universidad de Altemeyer (Manitoba) es de 75, el de sus padres es 100, justo en el punto medio de la escala. Insisto una vez más que es una traducción, mientras que en España necesitaríamos una adaptación. Si queréis usarlo, ¡¡bajo vuestra responsabilidad!!

Un rasgo de personalidad es útil si nos sirve para hacer predicciones sobre el comportamiento humano, y el perfil RWA es sorprendentemente predictivo. ¿Qué cosas correlacionan con un alto nivel RWA?

Para empezar, el comportamiento infantil es RWA. Las autoridades son mamá y papá y, aunque a veces haya conflictos, los niños tienen claro que mamá y papá quieren lo mejor para ellos. A medida que crecemos desarrollamos el sentido crítico para analizar el comportamiento de nuestros padres y de las demás autoridades.  Los alto-RWA no han desarrollado este sentido crítico y mantienen, por tanto, ciertas actitudes infantiles. Así, por ejemplo, sienten ansiedad cuando se enfrentan a situaciones nuevas y ante la toma de decisiones para las que no tienen un patrón externo. Su sentido crítico subdesarrollado les hace tener serias deficiencias en lógica. Así, por ejemplo, suelen aceptar como válido cualquier razonamiento si les gusta la conclusión. Un ejemplo:

“Todos los peces viven en el mar,
Los tiburones viven en el mar,
Luego los tiburones son peces.”

¿Es el razonamiento válido? Mucha gente se equivoca y dice que , pero la gente con alto RWA se equivoca mucho más que los demás.  Una persona con alto RWA suele tener la mente compartimentalizada, con un alto nivel de tolerancia ante la contradicción con respecto a las afirmaciones proferidas por la autoridad. Así, por ejemplo, puede criticar al régimen cubano por antidemocrático y, minutos después, explicarte que un país en crisis necesita un gobierno tecnocrático, no unas elecciones. Tienden a aceptar con simpatía a cualquiera que profese sus mismas ideas, y a aceptar a cualquier líder que las defienda. Son inmunes a la desilusión con respecto a sus líderes. Claro: son los herederos de papá y mamá.

La gente con alto RWA también tiene una idea muy clara del nosotros. Al sentir ansiedad frente a lo que desafíe su modo de pensar, tienden a rodearse de gente que piensa igual que ellos. La presión de grupo les afecta mucho más que al resto de la gente. Son felices y distendidos cuando están rodeados de los suyos… pero, al mismo tiempo, tienen un profundo miedo: miedo al cambio social, miedo a perder su modo de vida, miedo a lo diferente. Nada genera más agresividad que el miedo. Las personas con alto RWA ven el mundo bajo un prisma de “nosotros contra ellos”. Son fácil presa de los prejuicios generalizados: contra los homosexuales, los hippies, los negros, los chinos, los sindicalistas, los marroquíes, los catalanes, los madrileños… Tienden a creer cualquier estereotipo que se les ponga por delante, por absurdo que sea. Se les dice que en Barcelona el dueño de un bar va a la cárcel si pone el menú del día en castellano… y se lo creen.

Precisamente esto nos da una pista sobre cómo se genera la personalidad RWA y cómo evoluciona hacia talantes menos meapilas. Los prejuicios se combaten dando elementos de juicio. El nivel RWA disminuye al salir al mundo. Cada vez que una persona de alto RWA conoce a un homosexual y ve que no tiene cuernos, cada vez que discute con un rojo y descubre que tienen puntos en común… su nivel RWA cae un poquito.

Los alto-RWA creen ser mejores personas que los demás (en inglés dicen que son self-righteous): sólo ellos son garantes de la moralidad. Su falta de lógica les hace gestionar con facilidad la culpa: son propensos a la racionalización. Si son religiosos (suelen serlo), los mecanismos religiosamente aceptados de absolución les liberan totalmente. Por ello mismo, son más felices que los demás. Pero aprenden mucho menos de sus errores.

El pensamiento-RWA está asociado a gente que ha vivido en un mundo cerrado, sometidos a una autoridad benéfica que les ha inculcado inseguridad frente al mundo exterior. El nivel RWA se reduce con la educación y con la edad, hasta un mínimo en torno a los 30 años, cuando tiene un repunte (que Altemeyer asocia al tener hijos). Después se estabiliza e incluso tiende a bajar más. Cuanto más se ha visto, viajado, vivido… menor será tu RWA. Cada vez que, durante nuestra adolescencia, encontramos autoridades injustas o hipócritas, cada vez que probamos algo prohibido y vemos que no ocurre nada terrible, conocemos a gente de diferente orientación sexual… reducimos nuestro nivel de RWA.

Otro rasgo de personalidad diferente es el del dominador social (SDO, social domination orientation). Los dominadores sociales creen vivir en una jungla, donde o comes o eres comido. No creen en la igualdad, son ambiciosos y no tienen escrúpulos. También es un rasgo con alto nivel de coherencia interna, y con alto poder predictivo. Los dominadores sociales tienen una mayor capacidad lógica que los RWA, son perfectamente conscientes de sus incongruencias. Opinan que, si las pueden esconder, todo va bien. Como es evidente, RWA y dominación social son rasgos que aparecen juntos con muy poca frecuencia.

Los alto-RWA, con su facilidad para obedecer, son siervos naturales, y los dominadores sociales se mueren de deseo de ser amos. Si fueras un dominador social… ¿qué tipo de rebaño elegirías? Personalmente, me haría pasar por meapilas para que los alto-RWA me aceptasen y así convertirme en su dios. Tragarán con lo que les quiera vender, mientras les diga lo que quieren oír. No importa si vivo como un pachá mientras les exijo austeridad. No importa si lanzo ideas contradictorias. Mientras me consideren uno de los suyos, me votarán hasta que me tengan que arrancar del sillón con espátula.

Hay unos pocos dominadores sociales, muy pocos, que también son RWA. Los meapilas sin escrúpulos. Por ejemplo, me atrevo a apostar por G.W. Bush. Son los que Altemeyer llama double highs.

En su libro, Altemeyer refiere un experimento curioso. En su universidad inventaron un juego de rol para unos 50-60 jugadores en el que se investigaba el futuro de la humanidad, llamado Global Change. Los participantes eran divididos al azar en áreas territoriales: Norteamérica, Sudamérica, Europa, la antigua URSS, África, Medio Oriente, India y el Área del Pacífico. Se les entregaban recursos correspondientes a la actualidad y se pedía que se autonominasen unos líderes. A partir de ahí, se desarrollaba el juego. Cuando se llevó a cabo con gente de bajo RWA, aunque hubo sus problemas, en general el ambiente fue de cooperación internacional. Lograron luchar con los problemas globales, y terminar con el agujero de la capa de ozono. Cuando se hizo con RWA… el mundo terminó en catástrofe nuclear. A repitió el experimento usando RWA puros, es decir: gente de alto RWA que no fueran dominadores sociales. El resultado fue muy diferente. No hubo catástrofe nuclear, pero tampoco hubo ningún tipo de cooperación internacional. Cada grupo se encerró en sí mismo.

Ojo: El RWA es un rasgo de personalidad, no una adscripción política. ¿Tienen los RWA que ser de derechas? Pues depende de qué quieras decir con de derechas. El término se eligió según el sentido etimológico de la palabra right en inglés, que significa “apropiado”. Los alto-RWA se someterán a la autoridad establecida y sancionada, sea la que sea. En EEUU votan republicano en masa, son evangélicos o católicos fundamentalistas. Son la gente que quiere el rezo escolar y que se prohíba la enseñanza de la evolución, son el Tea Party. En la antigua URSS seguro que todos los RWA eran ateos militantes, y agitaban banderas rojas.

Pero, mucho ojo: no todos los gobiernos corresponden al patrón de la “autoridad establecida y sancionada”. En los regímenes (más o menos) democráticos occidentales, los alto-RWA son de la idea de que el único gobierno con auténtica legitimidad es el de la derecha. Si gobierna el PSOE, o si gobierna Obama, se trata de usurpadores, se crea una tensión grave que sólo se resolverá cuando el auténtico gobernante regrese. Es un tema recurrente: Arturo, Ricardo Corazón de León o, en versión zarzuela, Fernando el deseado. ¿Algún ejemplo más cercano y más reciente?

¿Y qué ocurre en España? El test, tal como os lo he puesto, no creo que sea aplicable aquí. Es necesario adaptarlo al ambiente político español, que es menos Flanders que el americano. Aun así, creo que el rasgo de personalidad es universal.

Los estudios sobre la personalidad autoritaria comienzan tras la Segunda Guerra Mundial. Theodor W. Adorno y otros filósofos se preguntaban cómo era posible que Hitler hubiera tenido una masa de seguidores tan dóciles y abnegados. Los experimentos de Milgram mostraron cómo los humanos somos mucho más dóciles ante la autoridad de lo que creemos. Resumidamente, el psicólogo engañaba al sujeto, haciéndole creer que participaba en un experimento sobre memoria. Frente al sujeto había otra persona, cómplice del psicólogo, que debía hacer una complicada tarea memorística. Cada vez que fallaba, el psicólogo ordenaba al sujeto que le aplicara una descarga eléctrica. Descarga que, por supuesto, era falsa. Una mayoría abrumadora de los sujetos llegaron al punto en el que (creían que) ponían la vida del cómplice en peligro. Sólo porque un señor con bata blanca se lo ordenaba. Las personas con alto RWA, con su facilidad para obedecer, son la carne de cañón sobre la que se construyen los fascismos.

Qui habet aures audiendi, audiat

¿Por qué la evolución ha creado a los alto-RWA? Pues porque la sociedad, para funcionar, debe combinar cierta inercia con cierta tendencia al cambio. ¿Son malos, o tontos? ¡No! Son personas a las que les cuesta entender que la autoridad haga mal, ¡nada más! Su criterio político está, por tanto, seriamente sesgado, pero no su inteligencia general… salvo en su capacidad para compartimentalizar. Al discutir con ellos, no se debe buscar jamás la victoria dialéctica, porque les provocarás ansiedad y bloquearán tus palabras. No. Las creencias de un alto-RWA son altamente contradictorias, y algunas de ellas son muy positivas (democracia, libertad, etc.). Agárralas y, muy despaaaaaacio, fuérzale a la consistencia… pero manteniendo siempre que son sus propias ideas en acción. Sé que suena algo cínico. Igual soy un social dominator. Voy a ver qué doy en el test.

Con agradecimientos a Migeru.

P.D.: Hay fisiólogos que afirman que los conservadores tienen menos desarrollada la zona del cerebro que gestiona la novedad y el ambiente cambiante, mientras que tienen más desarrollada la que gestiona el miedo. Por favor, que nadie vuelva a confundir correlación con causa-efecto.

A %d blogueros les gusta esto: