Conformismo, disidencia y educación

Toda sociedad tiene dos grandes fuerzas en su interior: el conformismo y la disidencia. El conformismo es estupendo la mayor parte del tiempo, sobre todo para los poderosos (i.e.: la fracción de la sociedad que obtiene más de lo que da). A lo largo de la Historia, se han inventado miles de métodos para asegurar el conformismo social, no voy a discutirlos ahora. Pero el conformismo, en sí mismo, tiene una pega. Si aparecen problemas nuevos, se bloquea.

Es por eso que toda sociedad necesita tolerar cierto grado de disidencia. Es decir: gente que piensa fuera de los caminos trillados, que explora nuevos enfoques. Esa gente es, en muchos casos, crítica con el funcionamiento social. Es más fácil que se den cuenta de las injusticias, porque están acostumbrados a razonar por sí mismos, al pensamiento crítico, y  las técnicas usuales de inducción al conformismo no funcionan con ellos. A veces tienen ideas locas, pero cuando hay una idea original e innovadora, viene de ellos. Es la gente, por tanto, que proporciona soluciones a los nuevos problemas.

¿Cuándo hace falta la disidencia? Pues, sobre todo, cuando las circunstancias sociales cambian con rapidez. Por ejemplo, en momentos de rápida evolución técnica o social.

¿Cuándo se tolera la disidencia? Cuando los poderosos se sienten fuertes y legitimados.

Desde la Segunda Guerra Mundial, el esquema social de Occidente era un ejemplo de tolerancia de la disidencia que ha permitido un enorme avance. Los poderosos se sentían fuertes y legitimados, debido a que, aunque su fracción del pastel no dejaba de crecer, el bienestar de las clases populares también aumentaba en el tiempo. El sistema funcionaba, sí. Pero tenía en sí mismo las semillas de su destrucción, como ya hemos discutido en el post anterior. En estos momentos nos encontramos con una clase alta cada vez más deslegitimada, que va a intentar coartar la disidencia, precisamente en el momento en el que más la necesitamos.

¿Y la educación?  La educación de calidad siempre abre las puertas a la disidencia, y los poderosos no quieren que esa arma esté al alcance de las clases trabajadoras. Pero hay un modelo educativo que puede ser un arma en favor del conformismo. Claro, hablamos de la educación cutre, casposa, que podríamos llamar adoctrinamiento. La señora Aguirre aboga por este modelo educativo para las clases populares. Elijan ustedes: escuela concertada, casposa y opusina; o escuela pública, infradotada y abarrotada.

El profesorado de la pública ha ido mejorando a lo largo de los últimos treinta años, sobre todo en su capacidad para hacer pensar, para inducir al pensamiento crítico. Realmente, desde el punto de vista social, es una bendición, es lo que necesitamos: que toda la inteligencia del país (del mundo) se enfoque en cómo salir del maremagnum en el que los poderosos nos han metido. Pero la señora Aguirre, y los de su calaña, no opinan igual. Como no pueden despedir al profesorado (al menos, no de una tacada), lo intentarán desmoralizar, intentará aumentar el número de alumnos por clase, quitarle el margen de maniobra, hacer su labor inútil. Que sólo puedan formar en el conformismo, que sólo puedan educar a camareros del McDonald’s.

Anuncios

Publicado el septiembre 23, 2011 en Uncategorized y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. – No somos nuestro trabajo, no somos nuestra cuenta corriente, no somos el coche que tenemos, no somos el contenido de nuestra cartera, no somos nuestros pantalones, somos la mierda cantante y danzante del mundo. Perseguis a la gente de quien dependeis, preparamos vuestras comidas, recogemos vuestras basuras, conectamos vuestras llamadas, conducimos vuestras ambulancias y os protegemos mientras dormis. . . Así que no os metais con nosotros.

  2. 🙂 ¿De dónde sacas esos discursos, Erynus? 🙂 🙂

  3. No soy yo, es Tyler Durden

  4. Algún rojo peligroso, seguro… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: