Por qué Zapajoy quiere acabar con el déficit

El político bicéfalo con cejas de señor Spock y barba de Papá Pitufo, que hemos aprendido a apreciar durante los últimos dos años, Josariano Zapajoy, finge tener doble personalidad por motivos electorales, aunque en realidad su pensamiento es sólido y consistente. Su propósito es terminar de hundir el país y entregarlo a los merkelados, huy, perdón, los mercados (eufemismo por el que conocemos a los banqueros, los ricos… vamos,. los de siempre). Su última gran idea ha sido promover una reforma constitucional sin referendum para asegurar un déficit limitado o cero (según quién hable).

Las dos personalidades de Zapajoy, que llamaremos por conveniencia Zapa y Joy, me recuerdan terriblemente a Gollum y Sméagol de El Señor de los Anillos. Joy pide déficit cero. Zapa pide algo más de flexibilidad. Pero ambos desean el anillo (mi tessssoroooo).

Hay dos preguntas que quiero responder: Por qué me parece una barbaridad el déficit cero o limitado. Y por qué me parece una barbaridad que lo hagan de esta forma.

Déficit cero. ¿Por qué endeudarte es malo? Pues porque luego tienes que devolver la pasta, más unos intereses. Pero, aun así, es algo que, hecho con sentido común, nos puede venir muy bien y ser necesario para sobrevivir. Imagina que quieres montar un negocio y papá no tiene pasta para financiarte. Entonces, lo normal es que pidas prestado dinero a un banco. Con los beneficios que te procurará tu negocio, pagarás la deuda, los intereses y tu pan tuyo de cada día. ¿Por qué no lo ibas a hacer?

La cuestión que Zapajoy quiere olvidar es que el gobierno, al endeudarse, puede usar el dinero mal o puede usarlo bien. Si lo usa bien, puede obtener mucho beneficio de ese dinero prestado, que le sirva para hacer crecer la economía, sacarnos de la crisis y recaudar más impuestos. Nadie pierde.

La imposición del déficit limitado es igualmente estúpida. La única diferencia es que el “déficit cero” tiene un aire de pureza mística que encanta a Joy, pero será desechada por las razones que daré a continuación.

¿Por qué los merkelados, huy, perdón, los mercados, quieren que el gobierno español limite el déficit? Fácil, para que no tenga margen de maniobra, que no salga de la crisis, y seguir expoliándonos. Un gobierno hábil podría, por ejemplo, querer fundar una banca pública que le ayudara a financiarse, y a financiar a las pymes, en el futuro. Pero eso necesita una fuerte inversión inicial. Si tenemos un techo de déficit, no podremos hacerlo. Ni eso, ni crear empresas públicas, ni hacer ningún movimiento fuerte que afecte a la economía. Así que seguiremos teniendo esa deuda enorme con los merkelados. Sólo nos permitirán el déficit necesario para pedir prestado el dinero con el que pagar los intereses crecientes (por eso no me creo lo del déficit cero).

¿No ganarían más los merkelados si España saliera adelante? ¡¡¡Sí!!! Los bancos y las grandes empresas, a largo plazo, ganarían mucho más con un país floreciente. Pero ocurren dos cosas: (1) Sólo les importan los balances a corto plazo, y ahora mismo nuestro gobierno es una mina de oro; (2) Si Pepe tiene una deuda contigo, una deuda que no puede pagar, le tienes cogido por las coletas… Los merkelados ahora mismo tienen más poder que nunca, y no lo van a soltar con facilidad.

Mirad, es como poner a un lobo a regir un rebaño de ovejas. Se come tantas, que el rebaño no sale adelante. Y él sabe que, si sigue así, en unos meses se ha quedado sin rebaño. Pero, siendo lobo, cualquiera suelta este poder…

El Referéndum: Tras más de tres meses de 15m, Zapajoy odia la idea de que la ciudadanía quiere que le consulten muchas más cosas que antes. Cada vez somos menos súbditos y somos más ciudadanos. Aunque Joy ha dicho que a la mayoría de la ciudadanía le parece bien la reforma, no se lo cree ni él. Si lo creyera, el PP proporcionaría los 35 miserables diputados que hacen falta para que se convoque el referéndum.

La Constitución necesita mil reformas. Para empezar, cada generación merece su propia constitución. Yo no voté la Carta Magna, y tengo mis añitos. Fue votada por mis padres, en un clima de miedo, de inseguridad por una democracia que era aún muy endeble… (no como ahora, que es ya inexistente). Aún la corona  (concepto arcaico donde los haya) sólo puede ser ceñida si algo te cuelga entre las piernas. Tenemos un régimen que no es ni federal (a la alemana) ni centralista (a la francesa), sino que tiene los defectos de ambos estilos.

Zapa, la personalidad bambi de Zapajoy, intenta transmitir la idea totalmente antidemocrática de que sólo salvará al país sacrificándose él en la pira funeraria, haciendo cosas totalmente opuestas a la voluntad popular. En realidad, es un puñetero juego. Zapajoy es una sola persona. Lo único que quiere es hacerle el trabajo sucio a Joy, de tal manera que, cuando llegue al poder, no tenga más que sostener el fuerte. Cuando la gente se queje dirá: “no, si eso lo hizo Zapa”, aunque él opine exactamente lo mismo.

#yoquierovotar

Anuncios

Publicado el agosto 25, 2011 en Uncategorized y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. ¡A mi no me mires, yo voté a Kodos!

  2. 🙂 🙂 🙂 LOL!!!! 🙂 🙂

  3. A raíz de dudas que me han llegado después de publicada la entrada, tengo que aclarar una cosa. No es lo mismo déficit que deuda. Déficit es la diferencia Gastos – Ingresos. Ese déficit se tiene que financiar de alguna manera, y una forma de hacerlo es mediante la emisión de deuda pública. La propuesta de Zapajoy no limita la cantidad de deuda, sólo el déficit. Eso quiere decir que es compatible con un escenario surrealista, en el que todos los ingresos del gobierno vayan a pagar los intereses de una deuda interminable… pero cerrando siempre cada ejercicio con déficit cero.

  4. La frase de Homer, “A mi no me mires, yo voté a Kodos”, es probablemente el eslogan de orgullo bipartidista más nítido que he visto nunca. Cuando un votante bipartidista, un votante del PPSOE, se siente frustado por lo que ha hecho el PPSOE, se enorgullece porque él, en realidad, votó al SOEPP. Votó a Kodos. El que la ha cagado es Kang. Así que no se equivocó. Probablemente tratará a convencer a su familia y amigos de que voten a Kodos la próxima vez, y quizás incluso se dedique a comentar en foros de internet para echar pestes sobre Kang, escribiendo siempre en mayúsculas, llenándolo todo de risas supuestamente irónicas, y poniéndose un nick del tipo de “Pozo de la sabiduría” o algo así.

    Me recuerda a tantas veces que los partidarios de la religión A y la religión B se han matado mutuamente porque cada bando afirmaba conocer el verdadero hechizo que se debía musitar repetitivamente para que lloviera maná del cielo, o vírgenes, o cabras, o Dios sabe qué, mientras que el hechizo de los otros era, lógicamente, una simple secuencia de palabras aleatorias y estúpidas (¿a quién se le pudo ocurrir que diciendo esas palabras pudiera llover maná? ¡Ridículo!).

  5. Te falta un elemento. ¿Cómo se dividió el país en votantes del PPSOE y del SOEPP? Pues heredando la diferencia de la Guerra Civil. En otros países, como en Italia, se parece más a la división entre equipos de fútbol (no en vano el “Forza Italia!”). Los “votantes potenciales” de Kodos y de Kang están determinados desde el principio, porque alguien decidió que los nietos de los fascistas debían votar por Kodos, y los de los republicanos por Kang. Mezclar sentimientos y política es un problema muy grave.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: