Bye bye, Bankia! (¿dónde está mi oso?)

Soy cliente de Caja Madrid. Unos cuantos políticos deshonestos, del PSOE y del PP, lo han convertido en un banco privado, que han llamado “Bankia”. Con “k”. ¿Quizás un guiño al movimiento okupa? Y voy a dejar de ser cliente, me llevo mi dinero a otra parte.

¿Por qué? ¿Tienen un minuto? Querría contarles una algo.

Las cajas de ahorro no son bancos. Hay mucha gente que no lo sabía, pero se están enterando ahora, quizá demasiado tarde. Las cajas eran entidades sin ánimo de lucro. Los beneficios que obtenían se reinvertían íntegramente. Pagaban buenos sueldos a sus empleados, financiaban miles de proyectos, y tenían obras sociales: bibliotecas, cuidado de ancianos, centros culturales, investigación científica, recuperación del patrimonio histórico, etc. etc. También tenían control político, que es lo más cercano que tenemos al control democrático.

Ya que no estaban presionadas por tener que repartir dividendos, las cajas podrían haberse mantenido alejadas de las prácticas de riesgo en que incurrieron los bancos. Pero al ser el control democrático insuficiente, lo hicieron, y también necesitaron dinero público para ser rescatadas.

En el momento actual, la banca no financia lo suficiente ni el consumo ni la inversión. El país está estancado. Los bancos deben jugar un papel de lubricante económico, y el lubricante está seco. El gobierno, tras haber salvado a los bancos, podía haberles exigido que facilitaran el crédito, aun a costa de perder tasa de beneficios. No lo hizo, porque todos sabemos quién manda aquí. Pero las cajas de ahorro son diferentes. En su caso, el rescate podría haber dado el impulso al gobierno para forzarlas a cambiar su política crediticia, con criterios sociales y no capitalistas. Tenía una oportunidad de oro: la creación de una banca pública que nos sacara de la depresión.

¿Es eso lo que ha hecho? No, todo lo contrario. Las convierten en bancos, que, con sus criterios de mercado, sabemos dónde nos van a llevar. ¿La excusa? Las cajas, debido a la participación de los partidos, eran propensas a la corrupción. ¡Dioses! ¡Por ese mismo argumento, deberíamos cerrar el Congreso! No lo van a creer, pero creo que ahí, quien más quien menos, pertenece a algún partido. Es un precioso reconocimiento tácito del eslogan básico del 15M: partitocracia no es lo mismo que  democracia. Pero, aun así, había un mayor control democrático sobre Caja Madrid del que hay sobre el consejo de administración del Grupo Santander (es decir, nulo). Y, por lo tanto, se les puede obligar a hacer política bancaria con criterios sociales, que es lo que hace falta en estos momentos.

Entonces, se crea Bankia. Se despide a miles de trabajadores. Pronto acabará la obra social. Se van creando, poco a poco, comisiones abusivas (como los 2€/mes por tener un saldo < 2000€). Todo porque la gestión privada siempre es mejor que la pública. Y, para demostrarlo, ponemos al mando a don Rodrigo de Rato, ministro de economía de Aznar, que vivió del inflado de la burbuja inmobiliaria, y cuya primera medida es fijarse el hermoso sueldo de 10’5 millones de euros anuales. Con la que está cayendo, y sin haber hecho aún nada. Esto lo hace el señor que estaba al frente del FMI mientras se fraguaba la crisis… y no lo vio. O si la vio, y no nos lo dijo. O  incompetente o criminal, elijan ustedes. Para más detalles, leed este artículo de Juan Torres, catedrático de economía de la Universidad de Málaga, aún más duro que el mío.

Del señor Rato, como decían Les Luthiers, se espera que “antepoga sobre los mezquinos intereses partidistas, los supremos intereses personales”.

Un sueldo de directivo 1000 veces mayor que el sueldo base de su misma organización es algo que resulta obsceno. Pero no es el motivo por el que me voy. Me voy porque no quiero ser cliente de un banco tradicional mientras haya alternativas. Y las hay.

Esta crisis, y la creación de Bankia, van a hacer el agosto de la banca ética. De momento, sólo conozco uno, y de momento me gusta, aunque no pongo la mano en el fuego por nadie, y menos aún por un banquero. Espero que seamos muchos los que saquemos el dinero de Bankia. Recordad que, a diferencia de otros bancos, su fuerza está en el número de nóminas que gestiona. Espero que llegue a ser un problema la cantidad de gente que se va, y que eso haga al gobierno reflexionar. Espero que surjan muchos bancos con normativas crediticias transparentes, porque se den cuenta de que a los clientes nos importa qué se hace con nuestro dinero.

P.S. (11/07) DRY Valencia ha lanzado una linda contra-campaña publicitaria al kafkiano “hazte bankero”.

P.P.S. (11/07) Echad un ojo a este vídeo de Attac

Anuncios

Publicado el julio 6, 2011 en Uncategorized y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 17 comentarios.

  1. Haces bien. Sacar el dinero de un banco que te trata mal es lo mejor que puedes hacer. De hecho es lo único que puedes hacer.
    Yo me alegro de que las cajas se hayan convertido en bancos. Cuando dices que se pagaban sueldos aceptables para sus empleados y que se financiaban obras sociales, podrías también decir que se derrochaba el dinero de la entidad a espuertas y que se les regalaba el dinero a algunos amigos de los políticos para que compraran votos financiando chanchullos gratis.
    Por eso es por lo que han quebrado las cajas, porque no había una junta de accionistas que exigiesen resultados a fin de ejercicio, sino una pandilla de políticos que exigían dineros y votos a final de legislatura.

    Cuando hablas de dar un crédito con fines sociales, no sé a qué te refieres. ¿Quieres acaso decir que los pobres que no van a poder pagar la hipoteca son los que merecen ese dinero y que deben hacer luego quebrar a los bancos cuando no paguen? ¿Quieres decir que las empresas con menos beneficios son las que merecen más los créditos, y que cuando no generen beneficios suficientes para pagar ni los intereses la entidad tendrá que perdonarles las deudas?

    Las cajas hacían competencia desleal a los bancos, ya que éstos necesitaban hacer beneficios y aquellas no. Los bancos tenían que pagar dividendos (financiación privada) y las cajas tenían la financiación gratis. Aún así han perdido, han quebrado, se han esfumado. Y el único motivo ha sido su ineficiente gestión por parte de los políticos. Lo mismo que pasaría con bancos nacionalizados o con cualquier otro invento similar.

  2. Hola, Lightbringer, y gracias por el comentario, me da ocasión de explicar unas cuantas cosas.

    Primero, me resulta interesante el “Fundamentalismo de Mercado”, según el cual, todo lo privado funciona mejor que todo lo público. Un buen ejemplo es el sistema sanitario estadounidense. EEUU es el país que más gasta en salud, el 16% de su PIB (Francia es un 11%, España un 8,5%) y, a pesar de ello, 45.000 personas mueren al año por falta de atención médica. Alucinante, ¿eh? El caso es que el sistema privado tiene una fuente de ineficiencia enorme: los dividendos. No lo olvidemos, ¿de acuerdo?

    Creo que has olvidado cuál es el papel de la banca en la economía. Cuando hablo de actuar con criterios sociales, me refiero a dar préstamos que fomenten el crecimiento de la economía, a pequeñas y medianas empresas. La financiación de la producción es el principal papel de la banca. Los bancos, en estos momentos, debido a su falta de liquidez, no quieren asumir ningún riesgo, y la economía productiva está sub-financiada.

    Eso no ocurriría con una banca pública. Te recuerdo que España tuvo una hasta los años 90, en los que el PSOE decidió (¿presionado, quizá?) que eso no era bueno. La banca pública española fue la que permitió el gran crecimiento económico en los años 60.

    De nuevo escucho el argumento contra el que prevengo en el texto: las cajas son fuente de chanchullo porque hay políticos involucrados. Entonces, ¿por qué no cerramos el parlamento? Me han dicho que hay muchos más… Y tengo otra pregunta: si los partidos y sus chanchullos son la fuente de los problemas, ¿por qué poner a Rodrigo Rato de presidente? ¿De dónde sale este señor? ¿No era del PP?

    Más aún. Las cajas no tenían peores balances que los bancos, para nada. Todos han sido rescatados, y todos por los mismos motivos. Las cajas no tendrían por qué haber caído en las mismas prácticas de riesgo de los bancos. Deberían haber tenido más vigilancia política, no menos. Como dijo Churchill: “los problemas de la democracia se resuelven con más democracia”.

    La banca tiene un poder enorme en el mundo moderno. ¿Quién quieres que la controle? ¿Un grupo de señores, por el mero hecho de provenir de familias pudientes? Yo no, yo quiero que lo controlemos todos, el pueblo. Es la única forma de evitar la corrupción.

  3. Hola,teneis toda la razón,aunque de un tema os pasabais a otro,pero va todo relacionado con la política y banca y sobretodo esta la democracia,yo tambien soy de caja madrid,bueno,lo era y no me parece bien que ellos hagan y desagan cuando realmente el que tendria que tomar toda clase de decisiones es el pueblo y es lo ultimo que piensan,si es que piensan en el pueblo alguna vez claro,así que cada uno vera lo que le combiene,esta semana mismo me cambio,saludos.

  4. Este tema es un ovillo, a veces cuesta desenredarlo… 😉 Gracias por el comentario, y ánimo!! 🙂

  5. “Primero, me resulta interesante el “Fundamentalismo de Mercado”, según el cual, todo lo privado funciona mejor que todo lo público. Un buen ejemplo es el sistema sanitario estadounidense. EEUU es el país que más gasta en salud, el 16% de su PIB (Francia es un 11%, España un 8,5%) y, a pesar de ello, 45.000 personas mueren al año por falta de atención médica. …”

    Estas mezclando churras con merinas. Estas comparando eficacia con una disponibilidad justa. Es como decir que el pan que hace un panadero es peor porque yo no pueda comprarlo. Si tienes razón es una desgracia que todos no puedan acceder a la sanidad en los EEUU.

    En cuanto al mejor funcionamiento de lo privado o lo público, no hay ninguna duda que ambos tendrían que ser igual de eficaces. Todo es muy bonito sobre el papel, el problema es la aplicación real donde aparecen los problemas y de los cuales no son los políticos los únicos causantes. Porque todo funciona bien cuanto entre todos nos sacamos las castañas del fuego, el problema viene cuando se puede chupar del bote. Basta con tomar como actúan algunos funcionarios porque eso no se puede llamar trabajar. Queremos democracia, pero democracia sin privilegios “gratis” para nadie. Yo quiero que el puesto se tenga que ganar día a día y no en unas pruebas iniciales.

  6. Hola, Alzacon, y gracias por el comentario 🙂

    En cuanto al sistema sanitario estadounidense, lo siento, pero sigo en mis trece. La falta de “justa disponibilidad” es, para mí, ineficiencia. No cumple con su objetivo social. De nuevo, es el problema básico del capitalismo: ¿cuál es el objetivo de una institución como la medicina? Si se considera que es la generación de beneficios, genial. Si es garantizar el servicio sanitario de la población, entonces fatal.

    Con respecto al funcionariado, tengo que decir dos cosas. Yo soy empleado público, pero no soy funcionario. Mi jornada es entre 10-12 horas diarias, fines de semana incluidos, porque mi trabajo me apasiona. Me gustaría que los empleados públicos, como los empleados privados, tuvieran seguridad en el trabajo. La inseguridad laboral crea distracción y falta de productividad. La edad de oro del capitalismo fueron los años 50 y 60, cuando los trabajadores tenían una enorme seguridad laboral.

    No quiero privilegios, pero me temo que los empleados públicos tienen una fama peor de la que merecen. Médicos, profesores, bomberos, barrenderos, científicos… somos empleados públicos, el país no funcionaría sin nosotros. Y no quiero privilegios tampoco de los banqueros y los empresarios. Sus privilegios son mucho más costosos para el país. Y si no me crees… mira la presente crisis.

  7. Yo también quiero educación y sanidad pública. Pero no puedes decir que no cumplen sus objetivos porque a ti no te gusten dichos objetivos. Me remito a lo que dije del hipotético panadero.

    Es imposible dialogar contigo, porque recortas y montas la respuesta como te viene mejor. Puede que eligiese mal las palabras “justa disponibilidad” (fue lo primero que se me paso y no encontraba mejores palabras), pero yo dije ALGUNOS funcionarios. Me es indiferente empleado público o privado o funcionario. Siempre hay alguien que no hace lo que debería, no se puede negar. Pero por eso no generalizo.

    No dudo de lo que comentas de tu jornada, porque se bien que os toca hacer dos trabajos en uno: el de docente y el de científico, aunque en algunas ocasiones lleguen a ser una siendo así más apasionante y “fácil”.

    Suena muy bien que el país no funcionaria sin los empelados públicos, pero la realidad es que sin el resto de los trabajadores funcionaria. Si quitas una carta del castillo de naipes este posiblemente se derrumbará.

    Hablas de seguridad e inseguridad y sus efectos. Creo que se te olvida mencionar la relación entre riesgo y beneficios (y/o privilegios). Si un cocinero se arriesga cambiando una receta puede que tenga exito y gane o ser un desastre. Hablando de estabilidad una cosa es estar todos los días en la cuerda floja que pasear por una plataforma a un metro del suelo, por suerte existen puntos intermedios donde ni esa “distracciones” por el miedo ni la dejadez por una excesiva seguridad.Porque no todo es blanco o negro, aunque ya se sabe “la avaricia rompe el saco”, pero tanto de uno (banqueros y empesarios) como de los otros (empleados).

  8. Si encuentras imposible dialogar conmigo, nadie te obliga a seguir intentándolo… 🙂

    Creo que nuestra fundamental diferencia es la siguiente. Desde que existe el capitalismo, existe una tensión entre trabajadores y empresarios, es obvio. Desde los años 80, el equilibrio de poder se ha desplazado enormemente del lado de los empresarios, y esta tendencia se ha acelerado en los últimos años. Hasta tal punto ha llegado la acumulación de poder, que ahora mismo los intereses de los pequeños empresarios están del mismo lado que los trabajadores, aunque quizá no se den cuenta. Tú tampoco, y ahí radica nuestra diferencia.

    El problema no es el abuso de los trabajadores de la paciencia de los pobres empresarios. Eso no ha ocurrido nunca en la historia, y en estos momentos es una broma de mal gusto.

    No entiendo tu referencia al riesgo. El empresario no es una persona que busque el riesgo, todo lo contrario. Por eso se han inventado los CDS, la titulización y toda la maquinaria financiera, para difundir el riesgo de sus operaciones en toda la sociedad. Y así ha ocurrido. Han conseguido enormes ganancias privadas cuando las cosas iban bien, y pérdidas socializadas cuando dejaron de ir bien. ¿Dónde estaba su riesgo?

  9. Y dale con el capitalismo y el mercado. Harto estoy de oir lo mismo por todos lados y luego ver como van de cabeza a participar del mercado que tanto critican. He llegado a conocer un comunista que se hizo una American Express. ¿Donde está la coherencia? Cada uno pone el limite de lo que acepta o no. Cuantos han sucumbido al mercado para obtener uno de esos telefonos de última generación que no necesitan o que cambian de telefono por seguir la moda cada 2 años o menos.

    Me encanta como pasas a hablar de los empresarios como demonios a decir “pobres empersarios”. Ni lo uno ni lo otro. Como los funcionarios también son personas, pero no por ello todos son iguales. Yo no he dicho que unos abusen y otros no, porque la realidad es que ALGUNOS de cada lado lo hace. No se es mala persona por tu condición: blanco, negro, empersario, jornalero o cualquier otra.

    Si tú lo dices no lo veré. Como tampoco soy capaz de ver que se ha llegado a esto por que el resto se ha ido conformando con “ser el último mono”, aunque me parece que ya hay muchos que se han cansado y eso me alegra aunque no me de cuenta.

    Debe ser que tampoco veo riesgo en eso, al igual que en el privilegio de atreverse a dejar de ser un empleado a intentar ser quien mande. Por ejemplo los de Google desde su nacimiento venian con el “pan” debajo del brazo, ¿no? Claro como eran empresarios desde su naciemiento todo iba a salir bien. Y como pasa en la naturaleza quien propone, y muchas veces decide, no es el ultimo mono.

    “Si encuentras imposible dialogar conmigo, nadie te obliga a seguir intentándolo… :)”
    Por la boca muere el pez… Por lo testarudo que soy no suelo ser el primero en callar, pero he sido el que se ha quedado sin respuesta… puedo intuir los motivos: no interesa poner todas las cartas sobre la mesa. Si me confundo mi orgullo me permite rectificar y disculparme, cosa que conmigo no han sido capaces de hacer. Honesto y transparente creo que soy.

  10. Hola de nuevo. Alzacon. Vamos a ver si conseguimos tener una discusion constructiva. Te respondo a los dos temas: 1.- respecto a la coherencia, eres muy osado, pues no me conoces. Ademas, la validez de las ideas no se juzga x la coherencia de sus proponentes. Se conoce como falacia ad hominem. 2.- respecto a los empresarios, no los juzgo como personas, sino como clase. Me explico: cada uno puede ser bueno, malo o regular. Los hay emprendedores, y alguno tiene éxito. Como clase social, su objetivo es solo aumentar sus beneficios, no crear nada. Eso implica que si un empresario olvida sus beneficios debido a la pasion q siente x crear, se arruinará. La vida es asi de dura.
    Siento la falta de tildes, escribo dsd un movil q no es de ultima generación.
    Y un ultimo consejo: si no puedes discutir sin personalizar, vas a tener muchos problemas. El primero, que yo te considere un troll.

  11. Hola,
    Estas sacando de nuevo las cosas de contexto:
    1. Creo que tu tampoco me conoces,yo de ti no he dicho nada, por lo que no entiendo porque me llamas osado. Y no, no pongo en duda las ideas por quien lo diga, las juzgo por ellas mismas. Es importante el contenido de la misma pero también el momento. Donde esta la falacia si yo sólo me extraño de ver que quienes dicen una cosa no actúan en consecuencia, y por lo tanto creo que clamar algo que en realidad no se es, es peor que descubrir la verdad.

    2. Como se generan los beneficios, porque si su empresa no realiza ni crea nada… Para ti un panadero no crea nada, ya que lo hacen sus empleados (en el caso de que sea simplemente jefe y no panadero como tal). Pero no tienes en cuenta que todas las piezas del puzzle son importantes. Recuerda lo que dijiste al nombrar distintos empleados públicos. Si no crea directamente lo hara indirectamente.

    3. “Sus beneficios y no arruniarse”. A todos nos gustaría estar creando algo que nos guste, ¿no? El problema es que necesitamos comer, dejando de lado necesidades menos importantes, para poder continuar con dicha empresa. Por mucho que a un sastre le apasione hacer trajes, no solo necesita comerciar con sus creaciones para poder vivir y continuar su actividad. Pero no niego que un número de ellos se dejen llevar por la avaricia olvidándose de las necesidades del resto.

    Lo del mensaje desde el movil, no hay ningun problema porque uses “idioma” movil. Espero que me entiendas que me resulte curioso que en respuesta a mi comentario, en el cual empece hablando de moviles, uses el movil. Pero dejemoslo hay, porque no sé ni de tu movil ni del uso que le sueles dar.

    Acepto el consejo de buen gusto, te refieres a que no me lo tome como algo personal o a otra cosa, es que no sé muy bien que puede ser, agradeceria que me lo aclararas.

    Uff me resulta increible que te plantees considerarme un troll, yo me considero más un pesado o cansino, ya hable de mi tozudez, que alguien que desea gresca. Aunque me temo que ya soy un troll para ti.

  12. Hola de nuevo, Alzacon. No te considero un troll, sólo te ruego que mantengamos la discusión de forma constructiva.

    1.- Insisto en que las ideas no se pueden atacar por la coherencia de quien las sostiene. Que Newton fuera una mala persona (créeme, lo era) no invalida las tres leyes de la mecánica, ni el cálculo infinitesimal. Es la falacia ad hominem, y *es una falacia*.

    1b.- Además, ¿de dónde sacas que toda la gente de izquierdas es incoherente? Yo no lo soy. Y tendrás que aceptar mi palabra…

    2.- Los empresarios, como clase social, no crean nada. Muchos de ellos son también trabajadores de sus propias empresas. ¡Pero el rol social no es el mismo! Es empresario en la medida en que pone un dinero, compra fuerza de trabajo y se apropia el resultado. Tengo amigos empresarios, alguno sigue este blog, y todos ellos son personas que dedican muchas horas a su trabajo. Si fueran meros rentistas, sería difícil que fueran mis amigos. Pero hay que separar las dos cosas.

    2b.- Esta crisis del capitalismo está afectando también de manera muy grave a los pequeños empresarios (todos mis amigos empresarios están en esa categoría). En este momento, en esta lucha social, estamos del mismo lado. Trabajadores y pequeños empresarios, contra los grandes empresarios, políticos y banqueros.

    2c.- Si te refieres al aspecto organizativo, “management”, eso es un trabajo, nadie lo discute. Pero ser empresario no es lo mismo que trabajar en la gestión de una empresa. En las empresas pequeñas suele ocurrir. En las grandes, los empresarios, los dueños, suelen ser rentistas (accionistas), y los gestores son profesionales. Muy bien pagados, pero trabajadores a la postre.

    3.- A todos nos gusta desarrollarnos en el terreno intelectual (ser creativos) y moral… A los trabajadores de una empresa se les coarta mil veces su desarrollo intelectual, debido a que el objetivo del empresario no es el desarrollo personal de nadie, sólo la búsqueda de beneficios. Los empresarios, a su vez, también coartan su desarrollo intelectual, y a veces moral, en su búsqueda de beneficios. El problema no está en ellos como personas. El problema es el sistema, el sistema capitalista, que elimina a quien no sigue estas normas.

    El sistema capitalista en el que, aunque te pese, vivimos, hace que casi todo el mundo se mueva por un solo objetivo: la búsqueda de beneficios. Los demás objetivos son secundarios y contraproducentes. Hay, como es lógico, lugares que están más a salvo que otros, y uno de ellos es ser empleado público. Trabajando en el sector público gano una cuarta parte de lo que podría estar ganando en el sector privado, pero puedo desarrollarme intelectualmente y éticamente. Así que aquí me quedo.

    Algún día el sistema económico-político será diferente. En lugar de la búsqueda de beneficios, el objetivo de las instituciones sociales (las empresas son instituciones sociales) será la búsqueda de la felicidad humana. La vida será mucho mejor.

  13. Hola de nuevo. Creo que para un dialogo constructivo hay que evitar la divergencia de posturas.

    1.- y 1b.-¿de dónde sacas que …? Aclarame de donde sacas tus argumentos para rebatir los mios. Siendo cientifico, no entiendo porque tus conclusiones no se ajustan a los hechos. Por favor, citame donde deje yo claro lo que tu afirmas ¿alegremente? sobre mi. Me asombra ver como siendo yo quien evita generalizar y sólo me atrevo a hablar sobre los casos individuales que conozco. Yo hablo de la incoherencia de algunas personas que se consideran X y no actuan en consecuencia, eso sólo permite “juzgarlos” a ellos y no a las ideas de estos, las cuales mantienen la valided que tenían. Si yo argumentase ser “noséque” y no actuo como tal dicho argumento es falso, pero no por ello si creo que 2+2=4 dejará de ser cierto. No intento desmontar argumentos con otros arguementos sino por los hechos, por lo tanto no hay tal falacia ad hominen. En el mismo sentido las leyes de Newton son válidas porque se ajustan a los hechos y no porqué fuese o no un “cabrón”. Calidad como científico y como persona son dos cosas distintas..Al igual que no puedo decir que tu anterior mensaje no fue desde el movil si no puedo demostrarlo, tu eres, posiblemente, el único que conoces los hechos y por lo tanto el único capaz afirmar o negar. Se tratan de hechos no reproducibles, en cambio las leyes de Newton se pueden poner a prueba por diferentes experimentos y llevados a cabo por diferentes personas en diferentes lugares, y obtener resultados que confirman su validez.

    Seguir debatiendo sobre los otros puntos lo veo una perdida de tiempo si no puedo obtener respuestas y conocer en que me he equivocado según tu opinión.
    Por ejemplo – “Acepto el consejo de buen gusto, te refieres a que no me lo tome como algo personal o a otra cosa, es que no sé muy bien que puede ser, agradeceria que me lo aclararas.”

  14. Nos estamos yendo mucho del tema. En cualquier caso, te respondo. Respecto a mi consejo sobre no personalizar, es bastante obvio: se discuten ideas, no los comportamientos de las personas que las defienden. Me sentí atacado cuando dijiste que “Harto estoy de oir lo mismo por todos lados y luego ver como van de cabeza a participar del mercado que tanto critican”. Eso, en mi opinión, es personalizar.

    Te reitero: los comentarios sobre comunistas con tarjetas de American Express son tan relevantes para la discusión sobre política económica como las discusiones sobre la ética personal de Isaac Newton. Son argumentos ad hominem, falaces, porque no discuten la validez de las ideas, sino la moralidad de quienes las sostienes. Espero haberme explicado claramente. En este blog se discuten ideas, no se debate sobre la moralidad de nadie.

    No eres un troll, es cierto. Pero no me gusta el cariz que está cobrando la discusión, no es positiva.

  15. Añadiré: tengo tarjeta de crédito, aunque no es American Express (en España es bastante inútil). Si decides que, en base a ello, soy incoherente y no quieres discutir más conmigo, OK, no problem.

  16. Te pido disculpas si fue asi, mi intención no era atacar, sólo expresaba mi malestar. Yo creía más bien que era por mi último parrafo en lugar del anterior, donde remarcaba un comentario tuyo que se puede interpretar mal debido a ser un dialogo escrito, donde nos perdemos los gestos del otro. Y deberiamos coger las palabras del otro con pinzas, pero eso pocas veces lo hacemos.

    Ten encuenta que los banqueros influenciados por su moraliad pueden hablar de unas ideas y luego no actuar en consecuencia. ¿Estariamos también en un argumento ad hominen al criticarlo?

    Vuelta a lo de los mercados, actualmente es muy dificil que ninguno sea lo suficiente autosuficiente para no participar en un mercado. Por lo que es entendible que se acceda si se desea a los productos que haya en el mismo. Me cuesta más entender si no se está de acuerdo con algo, escoger de las opciones disponilbes la opción que por mis ideales sería la peor. No podemos evitar (facilmente) interactuar con el mercado pero si decidir que es lo que queremos de este. Es eso a lo que me referia, aunque posiblemente exagere un poco.

    La pena es que mercados,bancos y empresas estan condicionados por la moralidad de quienes participan en ellos, porque es doloroso ver como cuanto se tiene cierto poder hay gente que se vuelve más avariciosa y cruel, tu lo comentas con los sueldos de los directivos (y yo estoy de acuerdo contigo). De hecho te puedo decir que me gusta el planteamiento comunista, pero por desgracia al depender de la moralidad de las personas tengo que considerarlo una utopía. Las leyes “naturales” son las que son y no se puede “evitar”, por desgracia los ideales no corren la misma suerte.

    Por eso no me gusta ver generalizaciónes, prefiero que especifiquen. El problema no lo generan los empresarios, los propulsores del mismo son los grandes empresarios más avaros. Todos los matices los considero importantes y por eso no puedo ver como son omitidos voluntaria o involuntariamente.

    Si, la verdad es que es mejor que intentemos finalizar la conversación.

  17. Hola, Alzacon. Me alegro de que los malentendidos se hayan resuelto. 🙂

    Sólo te remarco una cosa: no entro en la moralidad individual de cada empresario o banquero. Para mí, es un error considerar que el problema son unos cuantos empresarios avariciosos. El problema es el sistema que fuerza a la realización de prácticas avariciosas, sea lo que sea lo que uno piense en privado. El sistema es inestable, en el siguiente sentido. Si todo el mundo es “moral”, entonces el sistema se mantiene moral. Pero si una sola persona comienza a comportarse de manera inmoral, el resto deberán seguir sus pasos, o se arruinarán. Cuando comienzan a hacerlo, todo tipo de racionalizaciones surgen: “es que lo hacen todos”, “es que se trata de leyes naturales del mercado”, y surgen apologetas como von Hayek o Friedman.

    Un sistema “moralmente estable” es, en cambio, aquél en el que si una persona comienza a comportarse de forma no ética, es “devuelto al redil” por los demás. El capitalismo no es así…

    Un afectuoso saludo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: