Democracia y/o capitalismo

Democracia y/o Capitalismo

¿Es el capitalismo compatible con la democracia?

El mito más relevante para comprender el siglo XX fue éste: el capitalismo y la democracia son la misma cosa. ¿Lo son?

Capitalismo significa que los medios de producción (fábricas, granjas, etc.) son de propiedad privada, y sus dueños obtienen de ellos un beneficio. Por lo tanto, los humanos nos dividimos en dos categorías: los que poseen medios de producción y los que trabajan para ellos. Capitalistas y trabajadores. Por supuesto, hay capitalistas que trabajan mucho, y trabajadores que ganan mucho dinero (p.ej., futbolistas). Pero eso no quita la distinción esencial: unos son dueños y otros no. Unos toman decisiones; los otros, no.

Democracia, etimológicamente, significa gobierno del pueblo. Decimos que un sistema político es democrático si, ante una toma de decisión social, todas las personas involucradas tienen el mismo peso. En la decisión misma, y también en el proceso de elaboración de propuestas y discusión. La democracia puede ser aguada mediante la delegación en representantes electos, o puede ser directa.

Cuando el consejo de administración de Telefónica decide realizar un expediente de regulación de empleo (ERE), aun teniendo beneficios, estamos ante un ejemplo de toma de decisiones capitalista. Los dueños de la empresa ejecutan una acción ampliamente mal vista por la ciudadanía. Capitalismo y democracia no son lo mismo, en términos genéricos. Y, en concreto, en la etapa que vivimos, son muchas veces contrapuestos.

¿Qué papel juega el estado en todo este esquema? El estado puede ser democrático o puede no serlo, como cualquier otra institución social. El estado no es más que la organización social que detenta el monopolio de la violencia sobre un territorio. Por motivos históricos, el estado en los países occidentales es la institución más cercana a la democracia, ya que sus representantes están sometidos a sufragio. Pero, a la hora de tomar una decisión, ¿cómo actúan estos representantes? ¿A quién sirve el estado?

La reciente crisis ha hecho aún más evidente la brecha existente entre el estado, las elecciones y el pueblo, entre capitalismo y democracia. Una amplia mayoría de la población está en contra de los rescates bancarios que han arruinado el país. Una amplia mayoría
estaría en contra de la sistemática bajada de impuestos a las clases altas… si fueran conscientes de ello. Pero los dos partidos con posibilidades de gobernar están de acuerdo en la conveniencia de ambas medidas, pese a quien pese.

Pero, si hay muchos más trabajadores que capitalistas en la sociedad, ¿cómo es posible que el estado, elegido de forma democrática, beneficie a éstos sistemáticamente? Fácil: porque no existe ninguna toma de decisiones democrática, la lucha de partidos es mera apariencia. Toda la toma de decisiones se realiza de modo capitalista, el estado es parte de ella. Un sistema económico es un todo, no puede funcionar por partes durante mucho tiempo. El día que la toma de decisiones social sea democrática, será el final del capitalismo… a no ser que éste esté suficientemente fuerte. En ese caso, simplemente la aplastará.

Los capitalistas y los estados, desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta los años 70-80 fueron suficientemente inteligentes como para garantizar el incremento continuado del nivel de vida de la clase trabajadora en los países occidentales… pero su victoria sobre el
movimiento obrero en mayo del 68 y la caída de la URSS les dieron alas, se creen invencibles, se han vuelto cada vez más osados. Y se acerca el final del mundo que crearon. Su hubris les va a destruir.

Y si esto es así, ¿por qué Marx, o los padres de la lucha obrera, jamás pusieron su énfasis en la democracia? Sencillo. La democracia representativa, como sabían, es muy fácil de manipular. La democracia directa era imposible de implementar en su época. Marx, al final,
tenía razón: el telar manual, da origen al feudalismo; el telar mecánico, al capitalismo. E internet, a la democracia real.

Anuncios

Publicado el junio 9, 2011 en Uncategorized y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. No leo bien los títulos de los libros que tiene la democracia a sus pies…

  2. No son títulos, sino autores. Puse a Marcuse, Rousseau, Schiller, Foucault y Tolstoy… La inspiración del momento! 😉

  3. Bonitas peras tiene la democracia

  4. Me parece increíble que te creas de verdad que los comunistas son los que van a traer la democracia. Seguramente eres demasiado joven como para haber oido hablar del gulag. La democracia siempre ha estado ligada a la libre empresa, no hay ni un solo ejemplo en contra, ya está bien de demagogia.

  5. Si, pero la libre empresa no siempre ha estado ligada a la democracia.

    Una de mis citas favoritas actualmente es esta de “Aspectos Politicos de Pleno Empleo” de Michal Kalecki (1943) (http://www.eumed.net/cursecon/textos/kalecki/)

    “Una de las funciones importantes del fascismo, tipificado por el sistema nazi, fue la eliminación de las objeciones capitalistas al pleno empleo.
    “La resistencia a la política de gasto gubernamental como tal se supera bajo el fascismo por el hecho de que la maquinaria estatal se encuentra bajo el control directo de una combinación de las grandes empresas y los arribistas fascistas. Se elimina la necesidad del mito de las “finanzas sanas”, que servía para impedir que el gobierno contrarrestara una crisis de confianza con el gasto. En una democracia no se sabe cómo será el próximo gobierno. Bajo el fascismo no hay gobierno próximo.
    “La resistencia al gasto gubernamental, en inversión pública o en consumo, se supera concentrando el gasto gubernamental en armamentos. Por último, la “disciplina en las fábricas” y la “estabilidad política” bajo el pleno empleo se mantienen por el “nuevo orden”, que va desde la supresión de los sindicatos hasta el campo de concentración. La presión política sustituye a la presión económica del desempleo.

    Cuando los neoliberales ven esto, concluyen que el Keynesianismo causa totalitarismo, como hizo Hayek en “Camino de Servidumbre”. Pero eso es confundir el culo con las temporas…

  6. Adjunto un par de videos, el primero ilustra de manera fácil lo que ocurrió gracias a la gestión de derechas, que parece olvidarse. El segundo, es una explicación bastante buena de lo que representa y debe representar el movimiento 15M, no es la izquierda o la derecha la que nos liberará, sino quitarnos de encima a los “representantes” de nuestras ideas que no hacen otra cosa que defender las suyas propias.

    Democracia Participativa frente a Democracia Representativa (que ya vemos que no funciona).

    Saludos!

  7. @ Miguel y Jorge, gracias por vuestros comentarios. Miguel, bien apuntado que la libre empresa no siempre está ligada a la democracia parlamentaria. El fascismo es otro de los regímenes políticos que le gustan, y al que recurre siempre que la democracia parlamentaria no le funciona. La diferencia entre los dos es cómo se convence a los trabajadores de que acepten su suerte. En el capitalismo + democracia parlamentaria, es con el miedo al paro. En el capitalismo + fascismo, con el miedo a las balas. Jorge, el vídeo del Españistán ya lo había visto, es buenísimo. El otro, en cambio, no lo conocía, está explicado de forma muy freaky 🙂 pero me gusta.

    @ Berlin, me alegro de que hayas hecho el comentario, has animado el debate y me permite clarificar algunos conceptos.

    Primero, me parece que me has atribuído el salto anti-capitalista -> pro-soviético. Simplemente, es falso.

    Segundo, precisamente os quería explicar por qué las democracias parlamentarias no son democracias auténticas. La toma de decisiones social no es democrática, sino plutocrática: cuanto más dinero tienes, más peso tienes en las decisiones. En rigor, no ha habido ninguna sociedad auténticamente democrática en toda la historia. Se pueden acercar, más o menos, la Atenas de Pericles, o la Ginebra de Rousseau… pero, desde luego, no los EEUU de la actualidad.

  8. Como tengo algunos años mas que javirl (no muchos más, no te creas), me permito responder. Es increible la cantidad de puntualizaciones que pueden originar tan pocas líneas (4), berlin.
    1.- En la entrada del blog se habla de Marx, de movimiento obrero, pero no se habla de comunismo (tampoco hubiera estado mal) en ningun punto. Los comunistas de los gulags reconocieron abiertamente que querían una dictadura del proletariado (V.I. Lenin “El Estado y la revolucion”, libro escrito con un estilo lamentable, por cierto), no una democracia. Hacer ver que democracia real y capitalismo no son lógicamente equivalentes no es exclusivo de los comunistas, es de tener dos dedos de frente
    2.- Grandes multinacionales alemanas surgieron durante el período nazi, que favoreció grandemente la libre empresa (Bayer, VW, …). Ya tienes un ejemplo en contra.
    3.- Francia es una demacracia consolidada (nadie lo duda ¿no?) y sin embargo no es un país capitalista, no al menos al 100%. Es más bien un país mercantilista. La liberta de empresa está ligada a la aceptación que el Estado debe poseer participaciones de control en las empresas consideradas como estratégicas. Nadie, ni de la izquierda ni de la derecha, ha dejado de defender este modelo desde la II Guerra Munidal. Otro ejemplo
    4.- La berlusconiana descalificación de “comunistas” (ni que fuera un baldón) a todos aquellos que no siguen el modelo de libertad de empresa sin derechos para los trabajadores es un poco simplista. Hay mucha gente de todos las tendencias políticas que piensa que es necesaria una verdadera Democracia. La Libertad es frágil.

  9. Bienvenido, Fernando!! Y muy bien apuntado lo de Francia. Podríamos agregar los países nórdicos, o, en diferente modo, el keynesianismo del New Deal… todas las economías mixtas, en las que han confluido dos motivos. Por un lado, el impulso democrático. Y, por otro, el propio sistema capitalista, que entiende que sin control resulta inestable, y terminan por hundir sus propios beneficios.

  10. En plan provocador, diria que la democracia ateniense se basaba en la idea de que las elecciones son oligarquicas y no democraticas. De la guiquipedia: (http://en.wikipedia.org/wiki/Sortition#Ancient_Athens)

  11. Sip, los atenienses elegían a sus “gestores” por sorteo, salvo el cargo de estratego (general) y algún otro que no recuerdo ahora. Esos gestores se ocupaban de las decisiones cotidianas, mientras que las grandes decisiones se debían tomar en asamblea.

    Antes de que nadie lo diga: bien es cierto que mujeres, esclavos y metecos (extranjeros no naturalizados) no podían ser parte de la asamblea. Pero la idea sigue siendo interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: